La reina del Aconcagua. Claudio MERCADO y Gerardo SILVA

Chapitre

Titre: Preparación para la fiesta: la Virgen del Carmen de Petorquita y el baile de Granizo
Durée: 00:13:56   [00:00:00 > 00:13:56]
Genre: Pratiques religieuses
Los chinos hablan de la jerarquía dentro de los bailes y cuentan que hasta dentro de una misma familia, a todos no les gustan los bailes. Empieza la Fiesta de la Virgen del Carmen de Petorquita por la velada, el sábado 20 de julio de 2001, a las 23h. Al dia siguiente, a las 9h, empiezan las fiestas. El documental enseña unas casetas con cartelitos “pollo asado, cazuela de ave, papas fritas” y tocan unas bandas de música mientras la gente va paseando por las calles.
Sujet: Figure de vénération
Topique: La Virgen del Carmen de Petorquita
Détail particulier: Valle del Aconcagua (Chile)
Langue d'origine: Español
Localisation spatiale du thème: Valle del Aconcagua ; Cordillère des Andes ; Español
El cerro Aconcagua es una montaña ubicada íntegramente en la Provincia de Mendoza, en el oeste de la Argentina. Integra la cordillera Frontal, un sistema orográfico paralelo a la cordillera Principal, la cual es un componente de la cordillera de los Andes. En este sector de la frontera de Argentina y Chile, el límite entre los dos países se establece por la línea de las altas cumbres que dividen aguas y los cerros Catedral y Tolosa impiden que los deshielos que nacen en el Aconcagua se encaminen hacia el océano Pacífico, siendo tributarios del Atlántico. Además las aguas de estos dos últimos cerros tampoco van al Pacífico, por lo que la frontera corre a 14 km hacia el occidente del Aconcagua, hasta el cerro Caracoles, sobre el Cordón de los Dedos, dejando al Aconcagua enteramente en territorio argentino.
Petorquita es un caserío cuyo origen se remonta al antiguo pueblo de indios Unión Americana, situado a pocos kilómetros al sur de La Calera. En él se celebra año a año la fiesta de la Virgen del Carmen, atrayendo a gran cantidad de bailes, comerciantes y gente de todos los lugares aledaños. Esta es una de las fiestas en la que los chinos hacen grandes esfuerzos para estar ahí chineando. La fiesta de Petorquita se mantuvo completamente autónoma, sin presencia de sacerdotes, pues no les estuvo permitido el ingreso desde 1906 hasta 1961. El violento terremoto de 1906 no respetó la capillita, hecha de barro y rústicos maderos, y la convirtió en tierra y astillas. Una pequeña campana de oro brillante dejó de tocar los domingos y fiestas de guardar. En su obra destructora, el terremoto sepultó también y para siempre, la capilla de Purutún y su clamorosa campana. Los sacerdotes ­conforme a los recuerdos de Marillanca­ propusieron entonces un cambalache a los indios: ellos obsequiarían una gran campana a cambio de la pequeñita. Aceptada la transacción, los indios entregaron su brillante campana, sin que jamás apareciera la prometida ni se resolviera la devolución de la que acompañó por siempre a la imagen de la Virgen desde su viaje de El Cuzco. Desde 1906, histórica fecha de terremotos para la tierra, marcó entonces la iniciación de una era de rebeldía en el pueblo Unión Americana: los indios se enojaron. La imagen de su Virgen no abandonó más sus dominios. La casa de los Marillanca fue su hogar. Gruesos adobes y trozos de álamo dieron forma a una nueva capilla. Los Marillanca fueron entregando su contribución de muertos a la tierra, pero nadie consiguió que la Virgen cambiara de manos ni de domicilio. Y en actitud de borrar un ingrato pasado, las fiestas de homenaje a su Virgen, en vez de Corpus Christi, fueron decretadas por los habitantes de Unión Americana ­hoy Petorquita­ para el 16 de julio. Desde 1906 están ausentes los representantes de la iglesia. En mitad de la procesión, cuando la Virgen llega a destino, los chinos entran a la quinta de recreo de Ño Tuca, la misma que describe Uribe hace cincuenta años, y ahí se produce la gran libación. Los chinos beben vino y se alegran y conversan. El lugar y su patio interior se llenan de chinos y la algarabía es inmensa, sólo faltan los cantores con guitarra y arpa para que la situación fuera la misma que hace cuarenta y cinco años, cuando en Petorquita no había curas.
Langue: Français
Type: Traductions synthétiques
Préparation de la fête: la Vierge del Carmen de Petorquita et le « baile de Granizo »/ Les “chinos” parlent de la hiérarchie à l’intérieur “bailes” et racontent aussi que dans une même famille, certains ne s’y intéressent pas. Cette fête de la Vierge du Carmen de Petorquita commence par une veillée, le samedi 20 juillet 2001, à 23h. Le lendemain, les fêtes reprennent à 9h du matin. Le documentaire nous montre des stands où l’on peut voir des petites affiches qui disent: “poulet frit, marmite d’oiseau, patates frites”. Des groupes de musique jouent pendant que les gens se promènent dans la rue.
Type: Régime général "Creative Commons" relatifs au document source
"Cette ressource audiovisuelle est protégée par le régime "Creative Commons". Vous êtes libres de la reproduire, distribuer et communiquer au public. Mais vous devez impérativement signaler sa paternité (son ou ses auteurs), vous n'avez pas le droit de la modifier ni d'en faire un usage commercial. Lecture, diffusion et exploitation concrète de cette ressource audiovisuelle présuppose que vous ayez accepté les règles juridiques Creative Commons décrites dans la page http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.0/fr/"
Titre: Pucalán, entre tradición y modernidad
Durée: 00:07:06   [00:13:56 > 00:21:02]
Genre: Documentaires audiovisuels
Ya no se acuerdan cómo empezaron los bailes, quizás lo supiera un gallo de mayor edad… Vemos unas imágenes de un documental en blanco y negro, mudo, de los años 40, sobre los bailes chinos de Tierras Blancas y de Zapallar, comentado por los chinos. Siguen con unos recuerdos del tiempo pasado, cuando iban andando a los pueblos con mucho entusiasmo, porque, dicen, "no había ni tele, ni radio, ni orquesta o teatro".
Sujet: Communes
Topique: Pucalan
Détail particulier: Chile
Pays: Chili
Langue: Français
Type: Traductions synthétiques
Pucalán, entre tradition et modernité/ Personne ne se souvient comment ont commencé les « bailes », mais peut-être qu’un vieux « gallo » saurait encore quelque chose… On voit les images d’un documentaire des années 40 sur les “bailes chinos” de Tierras Blancas et de Zapallar, en noir et blanc, muet, que commentent les « chinos » du reportage. Ils racontent leurs souvenirs d’avant, lorsqu’ils allaient à pieds dans les villages, avec plus d’enthousiasme que maintenant disent-ils, car il n’y avait "ni télé, ni radio, ni orchestre ou théâtre".
Type: Régime général "Creative Commons" relatifs au document source
"Cette ressource audiovisuelle est protégée par le régime "Creative Commons". Vous êtes libres de la reproduire, distribuer et communiquer au public. Mais vous devez impérativement signaler sa paternité (son ou ses auteurs), vous n'avez pas le droit de la modifier ni d'en faire un usage commercial. Lecture, diffusion et exploitation concrète de cette ressource audiovisuelle présuppose que vous ayez accepté les règles juridiques Creative Commons décrites dans la page http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.0/fr/"
Titre: La procesión de la Virgen del Carmen de Petorquita, Domingo a las 15h
Durée: 00:06:59   [00:21:02 > 00:28:02]
Genre: Documentaires audiovisuels
Asistimos a los bailes de Petorquita, de Pucalán y de Los Cruceros de Nogales. El documental enseña tanto a los bailes como a los costalejos, hombres y mujeres. Vemos una mujer mayor llevando también a la Virgen mientras la gente se santigua al paso de la imagen santa.
Sujet: Figure de vénération
Topique: La Virgen del Carmen de Petorquita
Détail particulier: Valle del Aconcagua
Langue d'origine: Español
Localisation spatiale du thème: Valle del Aconcagua
La Capilla de la Virgen del Carmen, está ubicada en las cuencas del Valle del Aconcagua, al sur de la provincia de Quillota, en la Comuna de Hijuelas (calle Unión Americana en el sector de Petorquita). La Comuna se caracteriza por su producción de flores, y por sus inagotables tradiciones campesinas, su gente es muy devota de las fiestas religiosas especialmente de la Virgen del Carmen.
Spécificité discursive du thème: La Virgen del Carmen de Petorquita
Por más de trescientos años la imagen religiosa de madera ha estado al cuidado de sus descendientes, actualmente en manos de Manuel Marillanca. En el mes de Julio se celebra esta festividad que venera a la Virgen Nuestra Señora del Carmen, la que reúne a más de diez mil feligreses que provienen de distintos puntos del país, en torno a cánticos y danzas a lo divino.
Langue: Français
Type: Traductions synthétiques
La procession de la Vierge du Carmen de Petorquita, Dimanche, 15h/ On assiste aux “bailes” de Petorquita, de Pucalán et de Los Cruceros de Nogales. Le documentaire filme les” bailes” mais aussi les “costalejos” (les porteurs de la Vierge), hommes et femmes. On voit la foule qui se signe au passage de la figure sainte.
Type: Musique instrumentale
Type: Musique instrumentale
Techniques: Plan sonore d'une durée comprise entre 7 et 8 minutes
La música instrumental de los bailes chinos se basa en el desarrollo de un concepto sobre todo armónico, vertical, en que dos grandes masas de sonidos se suceden unas a otras, formando un espacio sonoro con una inmensa gama de sonidos superpuestos. Los instrumentos usados para generar esta música son las «flautas de chino», instrumentos de madera o caña cuya construcción interior del tubo, debido a una técnica compleja, permite al ejecutante emitir no sólo una nota sino un acorde disonante en cada soplido. Este sonido es un elemento fundamental dentro del marco general de la música. La flauta de chino es una flauta de un tubo, sin orificios de digitación, que se sopla a manera de zampoña. El diámetro interno del tubo está dividido en dos secciones, dejando un descanso entre ambos; esta conformación produce un sonido formado por dos notas fundamentales y una gran cantidad de armónicos agudos altamente disonantes. La ejecución de la música está dada por una banda de flauteros ­entre 10 y 24 integrantes­ divididos en dos filas paralelas, que soplan sus instrumentos de manera conjunta, todos los de una fila primero y todos los de la otra después, a manera de respuesta, formando una sucesión interminable de dos grandes masas armónicas con un ritmo sostenido que es marcado por un bombo y un tambor. El tañedor del bombo (bombero) se sitúa al centro y atrás, cerrando el grupo, y el tamborero en el medio, entre ambas filas de flauteros. Cada hilera de flautas está dispuesta de mayor a menor, es decir las que están situadas al comienzo son más grandes y dan un sonido de tonos graves («flautas punteras»), y así van decreciendo en su tamaño hasta llegar a las llamadas «flautas coleras», ubicadas al final de la fila y que dan sonidos mucho más agudos. El esquema general de la música es mantenido durante largos períodos de tiempo ­entre dos y cuatro horas o más­ dependiendo del recorrido de la procesión en los distintos pueblos. Es importante mencionar que la estética musical de la música instrumental de los bailes chinos es absolutamente ajena y contraria a la europea, es una manifestación que, en lo estrictamente musical, está relacionada a las poblaciones indígenas que habitaban la zona central de Chile antes de la llegada de los españoles. La música de los bailes chinos está indisolublemente ligada a la danza; los flauteros de ambas filas y el tamborero hacen una danza muy característica mientras tocan, consistente en una serie de saltos acrobáticos y pasos que requieren de un gran esfuerzo físico, agachándose y levantándose de manera continua por largos períodos de tiempo. Estos movimientos son realizados al ritmo de la música bajo la coordinación del tamborero. El "chinear", verbo que indica la acción conjunta de tocar y danzar, inserto en un sistema ritual bien definido, es, debido a sus características, una manifestación musical cuya estructura permite inducir un cambio en el estado de conciencia (Mercado 1995-96; Mercado y Galdames 1997). Es a través de este cambio en el estado de conciencia, que todos los pueblos, mal llamados primitivos, han establecido la relación con sus divinidades. El fenómeno ha sido ampliamente estudiado por diversos investigadores (Rouget y Dobkin de Ríos). Este cambio en el estado de conciencia implica un cambio drástico en la percepción del universo y en la relación establecida con él. Este estado de trance místico permite acceder a una relación directa con la divinidad. En el caso de los bailes chinos, hay una serie de elementos que hacen que esta ritualidad esté estructurada de manera de permitir este cambio en la percepción. Estos elementos son la hiperventilación, la saturación auditiva, la repetición rítmica, el esfuerzo físico de la danza y el tañido, continuo y repetitivo, la presión psicológica, las palabras del alférez, la significación del ritual (Mercado 1995).
Type: Régime général "Creative Commons" relatifs au document source
"Cette ressource audiovisuelle est protégée par le régime "Creative Commons". Vous êtes libres de la reproduire, distribuer et communiquer au public. Mais vous devez impérativement signaler sa paternité (son ou ses auteurs), vous n'avez pas le droit de la modifier ni d'en faire un usage commercial. Lecture, diffusion et exploitation concrète de cette ressource audiovisuelle présuppose que vous ayez accepté les règles juridiques Creative Commons décrites dans la page http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.0/fr/"
Titre: La emoción de los chinos por los bailes y la fe por la Virgen
Durée: 00:13:17   [00:28:02 > 00:41:19]
Genre: Pratiques religieuses
A los chinos, los bailes - “hacer sonar la flauta, los tambores y cantar” - les traen mucha emoción y felicidad. Cuentan que antes, el alférez pedía a la Virgen por la sequía y la siembra y que cuando llovía, se lo agradecía con un saco de patatas o de arvejas. Seguimos la procesión del Carmen de Petorquita, a las 16h30: canta el gallo Quilama del baile Ventanas, saludando a la Virgen con su bandera después de cada letra. (Cf. Documental "Quilama, entre el cielo y el mar")
Langue: Français
Type: Traductions synthétiques
L'émotion que procurent les "bailes" aux "chinos" et leur foi envers la Vierge/ Les bailes apportent beaucoup d’émotion et de bonheur aux "chinos". Ils racontent qu’autrefois, le «gallo» chantait à différentes occasions pour la Vierge - à cause de la sécheresse ou au moment des semailles par exemple - et que s’il pleuvait, les paysans la remerciaient avec un sac de pommes de terre ou de pois. On revient ensuite à la procession de la Vierge du Carmen de Petorquita (16h30): le «gallo» Quilama du «baile» Ventanas, chante en saluant la Vierge de son drapeau après chaque couplet. (Cf. Le documentaire "Quilama, entre el cielo y el mar")
Type: Régime général "Creative Commons" relatifs au document source
"Cette ressource audiovisuelle est protégée par le régime "Creative Commons". Vous êtes libres de la reproduire, distribuer et communiquer au public. Mais vous devez impérativement signaler sa paternité (son ou ses auteurs), vous n'avez pas le droit de la modifier ni d'en faire un usage commercial. Lecture, diffusion et exploitation concrète de cette ressource audiovisuelle présuppose que vous ayez accepté les règles juridiques Creative Commons décrites dans la page http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.0/fr/"
Titre: La molestia por los bailes danzantes, la pelea con los curas
Durée: 00:08:49   [00:41:19 > 00:50:08]
Genre: Pratiques religieuses
La zona central de Chile fue el área en que la occidentalización se produjo con mayor rapidez, eliminando a la población indígena propiamente tal y absorbiendo a sus sobrevivientes como mestizos, los actuales campesinos y pescadores. Pero a pesar de este drástico cambio cultural, los pobladores supieron conservar su sustrato indígena en lo más importante y vital para su supervivencia: su ritualidad. El baile chino “puro” sólo se hace con flautas y tambores para acompañar al gallo. El baile danzante, un baile de mujeres acompañadas por tambores grandes y modernos, molesta a los chinos por “el ruido que hacen”. “Son del norte, nosotros de la zona central”, dicen los "chinos"... Los chinos han sabido resistir, y aún lo hacen con fuerza. El embate de la Iglesia Católica, ha intentado, y aún intenta, hacer desaparecer esta tradición, o en su defecto hacerla menos "pagana", estructurando las fiestas de manera que el ritual en general sea católico y que los chinos sean sólo una parte de él.
Sujet: Culture religieuse et croyance populaire
Topique: Bailes chinos
Détail particulier: Zona central de Chile
Langue d'origine: Español
Localisation spatiale du thème: Chili ; Valle del Aconcagua
Spécificité discursive du thème: La discordia entre la iglesia católica y los bailes chinos ; Bilan historique
Desde la llegada de los españoles y la imposición de las nuevas costumbres y usanzas europeas, la ritualidad de Chile Central, así como la de la mayoría de los pueblos americanos, se vio interrumpida en su estructura tradicional y fue obligada, a través de la represión eclesiástica, apoyada por la fuerza militar y luego por el Estado, a formar parte de la "verdadera y única religión": la católica. La Iglesia ha insistido en dividir las grandes celebraciones populares, en separar lo sagrado de lo profano. La idea de que lo religioso es sólo divino, sin dar cabida a lo humano, es la que manda. Idea absolutamente contraria a la del mundo indígena y de las clases populares no urbanas, donde lo humano y lo divino forman parte de un todo indivisible. A finales de 1800 comienzan las prohibiciones más severas por parte de la Iglesia, con represión policíaca La Iglesia ha intentado apropiarse de las fiestas y estructurarlas a su medida. Pero con los bailes chinos la batalla ha sido dura. Si bien la ritualidad china se transformó en una ritualidad enmarcada en el calendario ritual católico y la fe que actualmente profesan es la católica, es también cierto que la relación con la divinidad es distinta a la del católico urbano. Los bailes chinos se han mantenido autónomos a través de los siglos. Tomaron la palabra sagrada de la Biblia y tomaron las imágenes, pero su relación siguió siendo directa con la divinidad, su ritualidad siguió siendo chamánica, sin necesitar de la liturgia católica para producir el contacto con la divinidad. (A finales del 1800 aún se conservaban los cantos de los alféreces en lengua nativa en el valle de La Ligua). Hasta 1922 los bailes chinos de Andacollo eran sociedades secretas, en la que solamente se admitían a los iniciados. Latcham, en su detallada descripción de la fiesta de Andacollo, explica que los bailes chinos "son supervivientes de las antiguas sociedades esotéricas indígenas que han perdurado desde épocas remotas y durante el tiempo de la colonia figuraban en todas las grandes fiestas y procesiones de la Iglesia, como aún lo hacen en muchas partes". Hasta 1960 la evangelización en los pueblos y villorrios de la zona central de Chile fue muy escasa, acostumbrándose a hacer misiones que duraban tres días por localidad, en las que se confesaba, bautizaba y casaba a los campesinos. Importaba el número y no la profundidad del acto. De esta manera la relación de los campesinos con los curas y la iglesia fue siempre distante. Nunca fue imprescindible que hubiera sacerdote para hacer las fiestas, por el contrario, aún hoy sucede que si no hay cura la fiesta se hace igual. La participación del cura en una fiesta se limita a la misa, que es una parte dentro de la estructura general de la fiesta, y nada más. Es notable cómo actualmente la mayoría de los chinos no acude a la misa que se realiza durante la fiesta. Los chinos bailan y se relacionan directamente con la divinidad. Cuando llega la hora de la misa, lo común es que la mayoría de los chinos se alejen del lugar y se dediquen a conversar, a recordar historias de las fiestas antiguas, a hablar sobre tal o cual chino antiguo muy nombrado y a beber vino, mistela o cerveza en distintos grados según los bailes. El intento de apropiación de las fiestas por parte de la Iglesia Católica ha dado resultados en los últimos cincuenta años. Muchas han sido las fiestas que han sido tomadas por la iglesia como si fueran de ella, como si nacieran de ella, como si la estructura eclesiástica representara la celebración popular. Y la verdad, como lo demuestra la historia, es muy distinta. Los chinos, ya sabemos, tienen una tradición de alrededor de 800 a 1.000 años, que ha ido modificándose y adaptándose al continuo cambio del mundo. A partir de 1950 la Iglesia hizo una gran arremetida contra la devoción popular y tomó las riendas de lo que supone le compete sólo a ella: el contacto con lo divino. De esta manera, la represión se hizo explícita. Un ejemplo de ella es evidente en el afiche que reproduzco a continuación, que fue puesto en los muros de todas las parroquias de la zona del valle del Limarí en la década del 50: La confrontación ya estaba desatada. Pero los chinos se mantuvieron firmes en su devoción y aún lo hacen. Es cierto que hay varias fiestas que se han perdido, que ya entraron en el manejo eclesiástico, como La Candelaria de Copiapó y Puchuncaví. Pero también es cierto que existen otras como la Cruz de Mayo de Cai Cai o La Canela de Puchuncaví, que aún tienen la fuerza y el sentido del rito chamánico.
Sujet: Pratique religieuse
Topique: Los gallos (alféreces de los bailes chinos)
Détail particulier: zona central de Chile
Localisation spatiale du thème: Chili
Spécificité discursive du thème: Los gallos (alféreces de los bailes chinos)
Existe una competencia entre los alféreces y los curas. Cada baile chino tiene un alférez, un cantor. Ellos son los representantes de los chinos y del pueblo ante la divinidad, son los encargados de hablar ante ella. Son quienes tienen todo el conocimiento de la religión, quienes saben las historias bíblicas y sus personajes, la historia de Cristo y de la Virgen, la historia de San Pedro, del Niño Dios, etc. Son quienes poseen el conocimiento de la tradición oral en que se desenvuelve la ritualidad de los bailes chinos. Los alféreces son quienes, de una manera simple y hermosa, enseñan al pueblo la religión católica. Son ellos quienes adoctrinan a pescadores y campesinos sobre la palabra de Dios. Y esta enseñanza es realizada con palabras comunes y corrientes, con un lenguaje que todos comprenden, a través de los cantos que van improvisando en cuartetas o décimas. Los alféreces son capaces de enseñar la palabra de Dios porque la conocen al dedillo y de enseñarla hermosamente, con sensibilidad, haciendo sentir y vivir a la gente esa palabra. El nivel de compenetración de algunos alféreces es tal mientras le cantan a la imagen sagrada, que se producen momentos de intensa emoción, tanto en los chinos como en la gente que rodea al baile. Además, los alféreces piden a la divinidad por cosas concretas, que les atañe directamente a ellos, a los chinos y al pueblo. Piden por la salud de los enfermos, piden por lluvias y buenas cosechas, piden por protección en el mar, piden prosperidad. Es claro que un cura no podrá jamás hacer una rogativa con tanta fuerza y sentimiento.
Langue: Français
Type: Traductions synthétiques
La gêne qu'occasionnent les "bailes danzantes", la dispute avec les curés/ Les communautés qui pratiquent actuellement ces rituels sont issues du métissage. C’est dans la zone centrale du Chili que l’”occidentalisation” s’est produite le plus rapidement en éliminant la population d’origine, l’absorbant dans un métissage qu’on retrouve chez les paysans-pêcheurs actuels. Ce changement culturel drastique n’a cependant pas empêché la conservation et la pratique des rites les plus importants. Les “chinos” ont su résister ainsi à l’assaut de l’église catholique qui, étant unie au pouvoir politique, a tenté de faire disparaître cette tradition ou pour le moins de la “catholiciser” afin d'effacer ses aspects païens. L’église a donc essayé de restructurer les fêtes de façon à récupérer le rituel en reléguant les “chinos” à une simple participation secondaire. Le “baile chino” originel s’exécute avec des flûtes et des tambours qui accompagnent le chant du “gallo”. Le « baile danzante », un « baile » de femmes accompagné par de grands tambours modernes, gêne les « chinos » à cause « du bruit » de ces gros tambours qui couvrent le chant des "gallos". “Ils sont du nord et nous de la zone centrale”, disent les chinos...
Type: Régime général "Creative Commons" relatifs au document source
"Cette ressource audiovisuelle est protégée par le régime "Creative Commons". Vous êtes libres de la reproduire, distribuer et communiquer au public. Mais vous devez impérativement signaler sa paternité (son ou ses auteurs), vous n'avez pas le droit de la modifier ni d'en faire un usage commercial. Lecture, diffusion et exploitation concrète de cette ressource audiovisuelle présuppose que vous ayez accepté les règles juridiques Creative Commons décrites dans la page http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.0/fr/"
Titre: Los bailes chinos de las 17h a la noche: entrada de la Virgen
Durée: 00:14:20   [00:50:08 > 01:04:10]
Genre: Pratiques religieuses
El documental acaba con varias escenas de bailes, desde el descanso hasta la entrada de la Virgen por la noche, pasando por unas preocupaciones por lo que harán las nuevas generaciones…
Langue: Français
Type: Traductions synthétiques
Les “bailes chinos”(17h): retour de la Vierge/ Le documentaire se termine par différentes scènes de “bailes”, depuis le repos des “chinos” jusqu’au retour de la Vierge, en passant par quelques réflexions personnelles sur la transmission et la survie de ces traditions.
Type: Régime général "Creative Commons" relatifs au document source
"Cette ressource audiovisuelle est protégée par le régime "Creative Commons". Vous êtes libres de la reproduire, distribuer et communiquer au public. Mais vous devez impérativement signaler sa paternité (son ou ses auteurs), vous n'avez pas le droit de la modifier ni d'en faire un usage commercial. Lecture, diffusion et exploitation concrète de cette ressource audiovisuelle présuppose que vous ayez accepté les règles juridiques Creative Commons décrites dans la page http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.0/fr/"

6 chapitres.
  • Pratiques religieuses. Los chinos hablan de la jerarquía dentro de los bailes y cuentan que hasta dentro de una misma familia, a todos no les gustan los bailes. Empieza la Fiesta de la Virgen del Carmen de Petorquita por la velada, el sábado 20 de julio de 2001, a las 23h. Al dia siguiente, a las 9h, empiezan las fiestas. El documental enseña unas casetas con cartelitos “pollo asado, cazuela de ave, papas fritas” y tocan unas bandas de música mientras la gente va paseando por las calles.
  • Documentaires audiovisuels. Ya no se acuerdan cómo empezaron los bailes, quizás lo supiera un gallo de mayor edad… Vemos unas imágenes de un documental en blanco y negro, mudo, de los años 40, sobre los bailes chinos de Tierras Blancas y de Zapallar, comentado por los chinos. Siguen con unos recuerdos del tiempo pasado, cuando iban andando a los pueblos con mucho entusiasmo, porque, dicen, "no había ni tele, ni radio, ni orquesta o teatro".
  • Pratiques religieuses. A los chinos, los bailes - “hacer sonar la flauta, los tambores y cantar” - les traen mucha emoción y felicidad. Cuentan que antes, el alférez pedía a la Virgen por la sequía y la siembra y que cuando llovía, se lo agradecía con un saco de patatas o de arvejas. Seguimos la procesión del Carmen de Petorquita, a las 16h30: canta el gallo Quilama del baile Ventanas, saludando a la Virgen con su bandera después de cada letra. (Cf. Documental "Quilama, entre el cielo y el mar")
  • Pratiques religieuses. La zona central de Chile fue el área en que la occidentalización se produjo con mayor rapidez, eliminando a la población indígena propiamente tal y absorbiendo a sus sobrevivientes como mestizos, los actuales campesinos y pescadores. Pero a pesar de este drástico cambio cultural, los pobladores supieron conservar su sustrato indígena en lo más importante y vital para su supervivencia: su ritualidad. El baile chino “puro” sólo se hace con flautas y tambores para acompañar al gallo. El baile danzante, un baile de mujeres acompañadas por tambores grandes y modernos, molesta a los chinos por “el ruido que hacen”. “Son del norte, nosotros de la zona central”, dicen los "chinos"... Los chinos han sabido resistir, y aún lo hacen con fuerza. El embate de la Iglesia Católica, ha intentado, y aún intenta, hacer desaparecer esta tradición, o en su defecto hacerla menos "pagana", estructurando las fiestas de manera que el ritual en general sea católico y que los chinos sean sólo una parte de él.
Titre: La reina del Aconcagua
Sous-titre: Los bailes chinos del valle del Aconcagua, zona central de Chile
Auteur(s): Claudio MERCADO y Gerardo SILVA
Durée: 01:04:10
Date de réalisation: 17/07/2001
Lieu de réalisation: Valle del Aconcagua (Chile)
Genre: Documentaires audiovisuels
Langue(s): Español
Entremezclando varios bailes de la procesión de la Virgen de Petorquita a diferentes horas del día con testimonios de chinos, el documental propone una visión completa de una tradición antigua de la zona central de Chile. Este documental tiene la misma firma que el documental “Quilama, entre el cielo y el mar”. La tradición de los bailes chinos del valle del Aconcagua tiene sus orígenes en la población indígena que habitaba la zona antes de la llegada de los españoles. Los actuales campesinos y pescadores celebran su calendario ritual realizando fiestas de chinos, a las que acuden bailes de distintos pueblos. "Chino" es una palabra quechua que significa servidor. Los bailes no son danzas, sino una tradición de cante de solistas (los gallos), rematados por tambores tradicionales, flautas y coros. El gallo acompaña su cante por una bandera y los músicos bailan mientras van tocando en la procesión.
La ritualidad de los bailes chinos se inserta dentro del marco general de los rituales populares americanos en los cuales se observan aportes indígenas (la música instrumental, los instrumentos musicales, la danza, la relación del ritual con la obtención de estados especiales de conciencia y la comunicación directa con la divinidad) y aportes hispánicos (el canto del alférez, las Sagradas Escrituras, la institución católica, sus imágenes sagradas y su calendario ritual). Un ritual de bailes de chinos es una fiesta que organiza una determinada comunidad, pueblo o caleta, para celebrar a un santo, a la Virgen, al Niño Dios o alguna fecha importante del calendario católico. El pueblo que celebrará la fiesta invita a grupos de bailes de otros pueblos y todos se juntan el día determinado a tocar y danzar en honor de la imagen venerada. La fiesta es un encuentro intercomunitario, los bailes invitados asisten con sus familiares y amigos. Es un encuentro al que acude gente de diversos lugares, una fiesta en la cual lo sagrado y lo profano se relacionan de tal manera que conforman un espacio y tiempo únicos. Es un día para pasarlo bien, para reír y ver a los amigos, a los conocidos y a los familiares de otros pueblos, un día para comprar y comer. Muchas veces se instalan ferias de vendedores ambulantes y de entretenciones con ruedas y caballitos, todo esto junto al sentimiento sagrado, a la devoción expresada en la danza, en la música, en la procesión y en el paseo de la imagen sagrada. Las fiestas suelen comenzar alrededor de las nueve de la mañana y prolongarse hasta el anochecer. Durante todo este tiempo el espacio sonoro se encuentra saturado por una gran batahola compuesta por el sonido de las flautas de chino, los bombos y los tambores de todos los bailes que tocan a un mismo tiempo, los gritos de los comerciantes y de los niños. El rito comienza con los saludos entre el baile dueño de casa y los bailes invitados según su orden de llegada. En el saludo se sitúan dos bailes frente a frente y comienzan a tocar sus flautas simultáneamente, luego éstas se callan y los alféreces de los respectivos bailes comienzan a cantar en un contrapunto improvisado cuya temática se refiere a la alegría de encontrarse nuevamente y a preguntarse por la salud de los integrantes del baile. Luego los bailes saludan uno a uno a la imagen, se forman frente a ella, tocan sus flautas y el alférez le canta agradeciendo por permitirles estar allí, frente a ella nuevamente. Generalmente lo descrito demora casi toda la mañana. Una vez que ha finalizado esta parte suele haber un almuerzo comunitario que normalmente es ofrecido por el pueblo anfitrión a los bailes y sus acompañantes. Luego del almuerzo se da inicio a la procesión. La imagen es sacada en andas del lugar en que permanece casi todo el año para que inicie un recorrido por las calles del pueblo. Ella encabeza la procesión, seguida por el baile dueño de casa y por todos los demás bailes, quienes recorren el pueblo tocando y danzando, todos al mismo tiempo. La imagen es dejada en un altar situado en la cumbre de un cerro o a la orilla del mar donde los bailes, por separado, le rinden su homenaje. Luego la imagen es devuelta en procesión a su lugar original y los bailes se despiden de ella. A medida que los bailes terminan esta parte del ritual, comienzan a despedirse del baile dueño de casa (de la misma forma en que lo hicieron durante el saludo, pero con una temática referida a lo bella que estuvo la fiesta y a la esperanza de encontrarse nuevamente) para luego volver a sus respectivos pueblos. (C. Mercado)
Sujet: Culture religieuse et croyance populaire
Topique: Bailes chinos
Langue d'origine: Español
Langue d'origine: Español
Localisation spatiale du thème: Chili ; Bailes chinos ; Español
La ritualidad de los bailes chinos se inserta dentro del marco general de los rituales populares americanos, donde se observan aportes indígenas (la música instrumental, los instrumentos musicales, la danza, la relación del ritual con la obtención de estados especiales de conciencia y la comunicación directa con la divinidad), y aportes hispánicos (el canto del alférez, las Sagradas Escrituras, la institución católica, sus imágenes sagradas y su calendario ritual). Un ritual de bailes de chinos es una fiesta que organiza una determinada comunidad, pueblo o caleta para celebrar a un santo, a la Virgen, al Niño Dios o alguna fecha importante del calendario católico. El pueblo que celebrará la fiesta invita a grupos de bailes de otros pueblos y todos se juntan el día determinado a tocar y danzar en honor de la imagen venerada. La fiesta es un encuentro intercomunitario, los bailes invitados asisten con sus familiares y amigos, es un encuentro al que acude gente de diversos lugares, es una fiesta en que lo sagrado y lo profano se relacionan de tal manera que conforman un espacio y tiempo únicos; es un día para pasarlo bien, para reír y ver a los amigos, a los conocidos, a los familiares de otros pueblos, un día para comprar y comer. Muchas veces se instalan ferias de comerciantes ambulantes y de entretenciones con ruedas y caballitos, todo esto junto al sentimiento sagrado, a la devoción expresada en la danza, en la música, en la procesión y en el paseo de la imagen sagrada.
Spécificité discursive du thème: La procesión de la Virgen de Petorquita
La Capilla de la Virgen del Carmen, está ubicada en las cuencas del Valle del Aconcagua, al sur de la provincia de Quillota, en la Comuna de Hijuelas (calle Unión Americana en el sector de Petorquita). La Comuna se caracteriza por su producción de flores, y por sus inagotables tradiciones campesinas, su gente es muy devota de las fiestas religiosas especialmente de la Virgen del Carmen. Por más de trescientos años la imagen religiosa de madera ha estado al cuidado de sus descendientes, actualmente en manos de Manuel Marillanca. En el mes de Julio se celebra esta festividad que venera a la Virgen Nuestra Señora del Carmen, la que reúne a más de diez mil feligreses que provienen de distintos puntos del país, en torno a cánticos y danzas a lo divino.
Los bailes chinos son grupos tradicionales que se caracterizan por su fuerte identidad masculina y por una ritualidad esencialmente mariana. Actúan en las festividades de la mitad septentrional de Chile y en el centro-oeste de Argentina. El término chino vendría de un vocablo quechua que significa “servidor”, del cual se extrapola el sentido popular actual de “servidor de la divinidad”. Los chinos utilizan en las procesiones, una flauta tradicional, tambores y banderas que manejan los gallos (solistas) para acompañar sus cantes y saludar a la Virgen.
Sujet: Musique par type et genre
Topique: Bailes chinos
Détail particulier: Chile (Aconcagua)
Langue d'origine: Español
Localisation spatiale du thème: Chili ; Aconcagua
Localisation temporelle du thème: XXIe siècle ap. J.-C.
La ritualidad de los bailes chinos se inserta dentro del marco general de los rituales populares americanos, donde se observan aportes indígenas (la música instrumental, los instrumentos musicales, la danza, la relación del ritual con la obtención de estados especiales de conciencia y la comunicación directa con la divinidad), y aportes hispánicos (el canto del alférez, las Sagradas Escrituras, la institución católica, sus imágenes sagradas y su calendario ritual). Un ritual de bailes de chinos es una fiesta que organiza una determinada comunidad, pueblo o caleta para celebrar a un santo, a la Virgen, al Niño Dios o alguna fecha importante del calendario católico. El pueblo que celebrará la fiesta invita a grupos de bailes de otros pueblos y todos se juntan el día determinado a tocar y danzar en honor de la imagen venerada. La fiesta es un encuentro intercomunitario, los bailes invitados asisten con sus familiares y amigos, es un encuentro al que acude gente de diversos lugares, es una fiesta en que lo sagrado y lo profano se relacionan de tal manera que conforman un espacio y tiempo únicos; es un día para pasarlo bien, para reír y ver a los amigos, a los conocidos, a los familiares de otros pueblos, un día para comprar y comer. Muchas veces se instalan ferias de comerciantes ambulantes y de entretenciones con ruedas y caballitos, todo esto junto al sentimiento sagrado, a la devoción expresada en la danza, en la música, en la procesión y en el paseo de la imagen sagrada.
Sujet: Vie culturelle
Topique: Culture du sacré
Fait culturel: Culture du profane
Fait culturel: Culture religieuse
Fait culturel: Culture de fête
Fait culturel: Culture locale
Fait culturel: Culture et musique
Localisation spatiale du thème: Chili
Sujet: Evénements
Topique: Fiestas de la Virgen de Petorquita
Détail particulier: Chile
Localisation spatiale du thème: Chili
Sujet: Pratique religieuse
Topique: Fiestas de la Virgen de Petorquita
Détail particulier: Chile
Localisation spatiale du thème: Chili
Sujet: Communes
Topique: Puchuncaví
Détail particulier: Chile
Pays: Chili
Sujet: Communes
Topique: Valle del Aconcagua
Détail particulier: Zona central de Chile
Langue d'origine: Español
Pays: Chili
Spécificité discursive du thème: Valle del Aconcagua
A unos 90 kilómetros de Santiago de Chile y a unos 105 kilómetros de Valparaíso, se sitúa una considerable cuenca de origen montañoso llamado “Valle del Aconcagua”, nombrado como uno de los sitios turísticos más importantes con los que cuenta el país chileno. Comprendido por tierras de campos y montañas, donde el sol y el aire puro se hacen sentir, este imponente lugar ofrece vegetación silvestre, eternos hielos, nieves en estado virgen. Vale señalar que desde las épocas incásicas, en el sector más alto del valle (o sea en la cordillera) son extraídos distinguidos minerales tales como el oro, la plata y el cobre.
Type: Articles numériques
Auteur: Garcia, Leonardo
Url: http://nuevomundo.revues.org/33253#tocto3n1
Thèse soutenue à l’Université Paris X-Nanterre, Paris, le 26 mars 2008 Cette thèse aborde l’étude des bailes chinos à partir d’une optique comparative, en abordant autant les aspects de la ritualité que ceux de l’intégration sociale de ces groupes dans le contexte du Chili actuel. Esta tesis se centra en el estudio de los bailes chinos a partir de un punto de vista comparativo, abordando los aspectos de la ritualidad y la integración de estos grupos en el contexto del Chile actual.
Langue: Français
Type: Traductions synthétiques
La reine de l'Aconcagua/ Les "bailes chinos" de la vallée de l'Aconcagua (zone centrale du Chili)/ Ce documentaire présente plusieurs « bailes » de la procession de la Vierge de Petorquita qui se mêlent aux témoignages des « chinos », en proposant une vision complète d’une très ancienne tradition de la zone centrale du Chili. Il porte la même signature que le documentaire « Quilama, entre le ciel et la mer ». La tradition des « bailes chinos » de la vallée de l’Aconcagua vient de la population locale qui habitait cette zone avant l’arrivée des espagnols. Aujourd'hui encore, les habitants, marins et paysans à la fois, célèbrent le calendrier rituel en organisant des fêtes auxquelles assistent les « bailes » de plusieurs villages. « Chino » est un mot quechua qui signifie "serviteur". Les « bailes » ne sont pas des danses mais une tradition de chants interprétés par un soliste (le « gallo ») et repris par des tambours, des flûtes et des choeurs traditionnels. Le « gallo » s’accompagne d’un drapeau et les musiciens effectuent une sorte de danse tout en jouant de leurs instruments pendant la procession.
Claudio MERCADO y Gerardo SILVA. Documental "La reina del Aconcagua", 2001 http://www.amsur.msh-paris.fr/Video.aspx?domain=422ede87-ce4b-42a9-8f79-b85c80665af0&language=fr&metaDescriptionId=1783323a-ff7f-429f-9444-e75d6dc9294c&cultureId=fr&mediatype=VideoWithShots.
Type: Régime général "Creative Commons" relatifs au document source
"Cette ressource audiovisuelle est protégée par le régime "Creative Commons". Vous êtes libres de la reproduire, distribuer et communiquer au public. Mais vous devez impérativement signaler sa paternité (son ou ses auteurs), vous n'avez pas le droit de la modifier ni d'en faire un usage commercial. Lecture, diffusion et exploitation concrète de cette ressource audiovisuelle présuppose que vous ayez accepté les règles juridiques Creative Commons décrites dans la page http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.0/fr/"
Titre: La reina del Aconcagua
Sous-titre: Los bailes chinos del valle del Aconcagua (zona central de Chile)
Langue(s): Español
Type: Analyse plus détaillé
Comment citer: PAPINO, Manuela. Análisis del archivo segmentado y traducido del documental sobre los bailes chinos de Chile "La reina del Aconcagua", 2012 http://www.amsur.msh-paris.fr/Video.aspx?domain=422ede87-ce4b-42a9-8f79-b85c80665af0&language=fr&metaDescriptionId=1783323a-ff7f-429f-9444-e75d6dc9294c&cultureId=fr&mediatype=VideoWithShots.
Id analyse: 1783323a-ff7f-429f-9444-e75d6dc9294c
Id vidéo: 4f906820-b28b-4d33-b4f6-6bb1789d9f0a
Ese documental sobre los bailes chinos de la zona central de Chile viene completar el documental firmado por los mismos realizadores, Claudio Mercado y Gerardo Silva: "Quilama entre el cielo y el mar". En "La reina del Aconcagua", se encuentran más escenas de bailes, algunas veces bailes completos, que permiten entender la estructura tradicional de los bailes chinos. La trama del documental basada en la procesión de la Virgen de Petorquita, desde el inicio hasta la entrada de la imagen en la iglesia, hace del documental un testimonio sobre un evento a carácter religioso aunque es obvio que la pelea entre los chinos y los curas demuestra la categorización de esa tradición dentro de las creencias populares.